viernes 27 enero 2023

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioDerecho Laboral¿Puedo negarme a trabajar si la empresa no me paga el salario?

¿Puedo negarme a trabajar si la empresa no me paga el salario?

Aunque la empresa no cumpla con sus obligaciones, debes seguir acudiendo a tu puesto de trabajo,

Hoy en día la mayoría de ciudadanos empleamos casi todo el salario para cubrir los gastos del mes, vivimos el día a día. Por ello, si la empresa se retrasa en el pago o bien no nos paga, nos puede descuadrar toda la economía.

En estas situaciones, muchos se pregunta ¿Qué hacer si la empresa no me paga? La «lógica» te dice que si no te paga no tienes por qué ir a tu puesto de trabajo.  ¿No me pagas? Pues no trabajo.

¿Puedo dejar de ir a trabajar si mi empresa no me paga?

Lamentablemente, la respuesta es que no puedes dejar de acudir a tu puesto de trabajo. La razón es que a pesar de que la empresa no cumple con su obligación de abonar el salario, como establece el artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores.

Por qué no debo dejar de ir al trabajo, a pesar de que la empresa no me paga la nómina

La respuesta es simple, si no vas al trabajo se considera abandono del puesto de trabajo y esto trae consecuencias.

El contrato se puede extinguir por el abandono de puesto de trabajo y esto se considera como una baja voluntaria, por lo que no tendrás derecho a indemnización. Tampoco tendrías derecho a paro.

Además, como no realizaste el preaviso, que debe ser de al menos 15 días (el convenio colectivo puede ampliarlo) lo más probable, por no decir casi seguro, es que a la hora de finiquitarte la empresa, te descuente los 15 días de preaviso del finiquito.

Incluso puede acabar en despido disciplinario

Del mismo modo, si, por ejemplo, la empresa se retrasa unos días y tú decidas no acudir al puesto de trabajo, la empresa podría sancionarte. Esta sanción, dependiendo de la gravedad que considere la empresa o el convenio colectivo, podrían acarrear desde una sanción leve a incluso la suspensión de empleo y sueldo. También podría acarrear el despido disciplinario, lo que implica que no haya indemnización, aunque a diferencia de la baja voluntaria, si tendrás derecho a paro.

En conclusión, aunque no te paguen el salario, no puedes dejar de acudir a tu puesto de trabajo, deberás reclamar tu salario judicialmente y seguir acudiendo a tu puesto de trabajo.

No obstante, parece que los tribunales han «suavizado» esta exigencia y hay sentencias del Tribual Supremo que avalan este comportamiento de un trabajador que no acudió a su puesto de trabajo por impago de la empresa. Pero hay un alto riesgo de que no sea considerado así, por tanto, es mejor seguir acudiendo al trabajo.

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS