martes 5 marzo 2024

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioDerecho LaboralCómo pedir una excedencia en el trabajo: requisitos y tipos

Cómo pedir una excedencia en el trabajo: requisitos y tipos

Estos son los requisitos y cómo solicitar una excedencia en la empresa

Una excedencia es el periodo durante el cual un trabajador suspende de forma temporal su relación laboral con la empresa. La principal consecuencia es que al interrumpir su contrato no cobra su sueldo y tampoco se tiene derecho a prestación por desempleo.

¿Qué tipos de excedencia hay?

Como indica el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, la excedencia podrá ser voluntaria o forzosa. La principal diferencia es que la forzosa sí da derecho a la conservación del puesto y al cómputo de la antigüedad de su vigencia.

Excedencias voluntarias

  • Excedencia voluntaria por cuidado de familiares: esta excedencia se puede solicitar para el cuidado de un familiar de hasta segundo grado de edad avanzada o bien que haya sufrido algún accidente o enfermedad grave. El periodo máximo es de dos años y se reserva el puesto de trabajo durante el primer año, después hay derecho a un puesto equivalente, es decir, del mismo grupo profesional.
  • Excedencia voluntaria por cuidado de hijos o conocidas como las excedencias de maternidad o paternidad, se conceden para el cuidado de un menor. En este caso, a pesar de ser una excedencia voluntaria, se reserva el puesto de trabajo durante un año y transcurrido este periodo se da derecho a un puesto equivalente
  • Excedencia voluntaria por intereses particulares como mínimo hay que tener un año de antigüedad en la empresa y esta es la única en la que no hay reserva del puesto, aunque sí hay preferencia para ocupar uno de similar categoría.

Otras excedencias

  • Excedencia forzosa: es la que se solicita y que la empresa está obligada a conceder al trabajador cuando este haya sido elegido para un cargo público o bien deba realizar funciones sindicales de ámbito provincial o superior.
  • Excedencia pactada: es la que surge de un acuerdo entre el trabajador y la empresa para suspender por un tiempo el contrato de trabajo que mantienen. La duración de la misma se pactará en el mismo acuerdo y esta no computará a efectos de cotizaciones. Requisitos para pedir una excedencia en el trabajo.

El principal requisitos para saber si un trabajador puede pedir una excedencia en el trabajo es su antigüedad, pues solo aquellos trabajadores que lleven al menos un año en su puesto de trabajo pueden solicitarla.

Además, hay que tener en cuenta que a la hora de solicitarla se debe respetar el periodo solicitado, es decir, que no se puede solicitar la reincorporación antes del tiempo solicitado, sobre todo si no ha pasado el tiempo mínimo de 4 meses.

Para ser exactos, hasta que no finalice la excedencia, no se tiene el derecho a solicitar la vuelta a la empresa. No obstante, en caso de querer hacerlo, la empresa y el trabajador pueden pactar la finalización de la excedencia y el reingreso, pero en realidad la empresa no está obligada a aceptarlo.

Del mismo modo, la empresa no puede exigir al trabajador volver a su puesto de trabajo antes de que finalice la excedencia.

Cómo se solicita la excedencia

Cómo toda solicitud o petición que se hace a la empresa siempre es mejor por no decir obligatorio hacerlo por escrito. En este escrito hay que indicar las fechas exactas entre la que se quiere disfrutar de la excedencia e igualmente indicar el motivo.

A pesar de que el Estatuto de los Trabajadores no indica un periodo de preaviso obligatorio, es aconsejable dar un plazo lógico y suficiente para que la empresa estudie la posibilidad, pueda organizarse y contestar a la petición-

Una vez presentada la solicitud a la empresa, esta tendrá que contestar por escrito, aprobando, denegando o incluso proponiendo alguna alternativa en casos como excedencias voluntarias por el cuidado de un menor o familiar.

Pros y contras de pedir una excedencia

Una de las principales dudas a la hora de solicitar una excedencia es si esta merece la pena, para ello hay que evaluar los pros y contras de pedir una excedencia que va a depender sobre todo del tipo.

La principal desventaja de solicitar una excedencia es que durante ese periodo no se cobra ni salario ni prestación por desempleo, aunque hay casos en los que se puede cobrar el paro tras una excedencia.

Pero dejando a un lado esto, la excedencia puede ser una buena opción o no:

Por ejemplo, existe la posibilidad de solicitar a la empresa una excedencia voluntaria para trabajar en otra empresa. La ventaja de hacerlo así y no solicitar una baja voluntaria son las siguientes: primero, dejas una puerta abierta a poder volver y la segunda, en caso de que la empresa no te reincorpore (no está obligada a ello por ser voluntaria) podrás solicitar el paro. En cambio, si pides la baja voluntaria no vas a tener derecho a paro, salvo que llegues a un acuerdo con la empresa para hacer lo que se conoce como arreglar los papeles para el paro, aunque esto tiene sus riesgos, pues es ilegal.

En el caso de una excedencia para el cuidado de un menor a un familiar, habrá que mirar otras opciones que ofrece el Estatuto de los Trabajadores. No es lo mismo estar de excedencia y no cobrar ni salario ni prestación que acogerse a otras medidas de conciliación en las que sí vas a cobrar tu salario o parte de este. Las medidas de conciliación son la reducción de jornada, preferencia en turnos o incluso el teletrabajo.

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob