jueves 29 febrero 2024

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioDerecho LaboralSi no voy a trabajar y me despiden ¿tengo derecho a cobrar...

Si no voy a trabajar y me despiden ¿tengo derecho a cobrar paro?

Cuando un trabajador es despedido independientemente de la causa, siempre tendrá derecho a cobrar prestación por desempleo, siempre y cuando cumpla los requisitos para ello.

El despido es la sanción más grave que puede aplicar la empresa a un trabajador por un incumplimiento contractual, como es el caso de faltar al trabajo de forma injustificada. Un trabajador puede ser despedido por faltar al trabajo, así lo recoge el Estatuto de los Trabajadores. En cuanto al número de días que son necesarios, los convenios colectivos lo indican.

Lo que sí hay que tener en cuenta que toda sanción que aplique la empresa al trabajador debe ser proporcional a la falta cometida por el empleado. ¿Por qué es importante esto? Pues hoy en día la realidad es que es muy fácil despedir a un trabajador alegando causas disciplinarias como puede ser faltar al trabajo, es lo que se conoce como un despido disciplinario falso.

La empresa indica en la carta de despido que se ha faltado de forma injustificada al trabajo y por ello decide poner punto y final a la relación labora. Estos despidos suelen terminar declarándose como despido improcedente tras demandar el trabajador a la empresa, lo que supone pasar de no cobrar una indemnización por despido disciplinario a cobrar indemnización por despido improcedente.

Dejando a un lado este asunto, vamos a centrarnos en la cuestión que nos interesa es si el despido disciplinario por faltar al trabajo tiene derecho a paro

¿Tengo derecho a paro tras un despido disciplinario?

Sí, los trabajadores que se vean afectados por un despido disciplinario, independientemente de si este es procedente o improcedente, tienen derecho a cobrar paro, pues se encuentran en situación legal de desempleo, que como indica el SEPE en su web, es cuando un trabajador pierde su empleo de forma involuntaria, es decir, no es el trabajador el que ha decidido irse de la empresa. Por tanto, se tiene derecho a la protección por desempleo.

Lógicamente, para cobrar el paro es necesario haber cotizado por prestación por desempleo 360 días en los últimos 6 años, al menos para cobrar la prestación contributiva. En caso contrario se puede acceder al subsidio por insuficiencia de cotización.

¿Qué pasa con el finiquito y la indemnización?

Aquí la cosa cambia y el despido disciplinario si afecta para cobrar una indemnización. Erróneamente, se confunde finiquito e indemnización como el mismo concepto, pero son diferentes.

El finiquito es lo que la empresa adeuda por pagar al trabajador, por ejemplo el salario correspondiente del mes que aún no ha recibido, las horas extras no pagadas y las vacaciones no disfrutadas.

En cambio, la indemnización, es una cuantía que se abona en «compensación» por la perdida del empleo, pero el despido disciplinario no tiene, puesto que se debe a un incumplimiento del trabajo. Para qué se puede entender, la empresa no te va a indemnizar encima que has sido un mal trabajador.

Si no voy a trabajar, ¿me pueden despedir?

Cómo hemos indicado al principio, las faltas injustificadas pueden ser motivo de despido. Con respecto al número de días que son necesarios para que la empresa te pueda despedir, habría que consultar el convenio colectivo aplicable.

Por ejemplo, el convenio colectivo de despachos y oficinas de la provincia de Cádiz, establece que dos faltas injustificadas al mes es una infracción muy grave que puede ser sancionado con suspensión de empleo y sueldo de once días a dos meses o incluso el despido.

No obstante, siempre es importante reclamar, hay casos como la de la trabajadora que llegó a faltar más de 176 veces a su trabajo y su despido fue declarado improcedente.

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob