Los empleados del SEPE denuncian que siguen teniendo una elevada carga de trabajo

Los problemas del antiguo INEM parecen que no se solucionan a pesar de que estas carencias se llevan denunciando desde los primeros meses de la pandemia.

La situación que vive el Servicio Púbico de Empleo Estatal (SEPE) es alarmante y lo peor aún que no es nada nuevo, pues llevan casi un año soportando una carga de trabajo del 300% lo que continúa provocando númerosos retrasos en los pagos de prestaciones, nuevas altas como desempleados y problemas para reclamar los cobros indebidos.

Las tramitaciones de las prestaciones, el principal problema.

Los numerosos ERTE que se han ido produciendo desde que apareció el coronavirus elevaron la carga de trabajo que podían soportar la corta plantilla que dispone el Servicio de Empleo,  llegando a su máximo en el mes de abril del pasado año, sin embargo todo esto se ha ido acumulando y agravando como una bola de nieve que cae colina abajo y todo apunta que irá a peor.

SEPE: oleada de embargos bancarios para recuperar los cobros indebidos

En algunas comunidades como Madrid y Cataluña conseguir una cita previa en el SEPE es casi misión imposible, ya que en el mejor de los casos se dan hasta dentro de tres meses.

No solo el trámite para solicitar cita previa está atascado, las solicitudes de prestación por desempleo o subsidios, partes de baja o la gestión del cobro indebido de las prestaciones por ERTE están siendo aplazadas varios meses dependiendo de la oficina.

Plantilla corta.

Una de los principales causantes de estos atrasos es según denuncian los sindicatos que la plantilla del SEPE es demasiado corta, gracias en parte a que en los últimos años no se ha ido reponiendo los puestos que han ido quedando vacantes tras las jubilaciones, una situación que preocupa y más cuando la mitad de la actual plantilla está cerca de la jubilación, lo que agravará la situación en los próximos años si el Gobierno no pone remedio y convoca nuevas plazas que sirvan para rebajar la carga de trabajo de los actuales empleados públicos y que en el futuro la plantilla no se vea mermada tras las nuevas jubilaciones.

El SEPE convocará una huelga si el Gobierno no refuerza la plantilla

Los ERTE.

También achacan el problema a que las tramitaciones de los ERTE son bastantes complejas lo que ha provocado numerosos fallos en las resoluciones de estas, dando lugar a los ya famosos cobros indebidos, prestaciones rechazadas o que se han quedado en estudio por la falta de documentación.

Lo cosa  se pondrá peor.

La Central Sindical Independientes y de Funcionarios (CSIF) alerta de que la situación se pondrá peor en lo que respecta al desempleo, ya que estos meses en los que ha habido poca estabilidad económica provocará que muchos trabajadores finalmente pierdan sus empleos.

Las previsiones sobre el empleo pronostican un incremento de la tasa de paro hasta situarse en torno al 17 y 18%.

¡Comparte!