Trabajo rechaza la propuesta del SEPE de realizar horas extras para disminuir el colapso

Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

El Ministerio de Trabajo ha denegado la petición de los empleados del SEPE para trabajar por las tardes para sí descongestionar los trámites atrasados.

Los trabajadores del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE, antiguo INEM) ante la situación que están atravesando muchos desempleados y trabajadores en ERTE que tienen sus trámites parados, se han ofrecido a ampliar su jornada y trabajar por las tardes para poder desatascar todos estos trámites retrasados y que siguen acumulándose, sin embargo dicha petición ha sido rechazada  por el Ministerio de Trabajo, algo que los propios empleados públicos no entienden dada la situación.

No hay dinero.

Aunque el Ministerio dirigido por Yolanda Díaz no se ha pronunciado sobre este asunto, todo apunta a que no hay dinero para pagar esas horas extras y desde trabajo se alega la necesidad de contención de gasto. Este rechazo para que los trabajadores del SEPE realicen horas extras no es nuevo, ya en el mes de junio Hacienda decidió no pagar las horas extras.

Todo lo contrario ocurre en la Tesorería General de la Seguridad Social o en el Instituto Nacional de la Seguridad Social que también están colapsadas ante la avalancha de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital, cuyos beneficiarios apenas superan las 160.000 familias, de las 850.000 que se anunció.

Falta de medios.

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Manuel Galdeano, no entiende esta postura del Ministerio de Trabajo, a pesar del retraso acumulado que acumulan las oficinas del SEPE.

Si queremos trabajar por la tarde y no nos lo permiten tardaremos mucho más tiempo en sacar adelante el volumen de trabajo

No solo se quejan de que no les permitan realizar horas extras, también se quejan de la falta de medios de los que disponen, con equipos informáticos que tienen más de 3 décadas y que están obsoletos, por lo que su trabajo no termina de ser del todo eficiente.

A la falta de medios informáticos también se suma un problema que con el paso del tiempo también se ha ido agravando y es la corta plantilla de la que dispone el SEPE, una plantilla que ha ido disminuyendo con el paso de los años al no cubrirse los puestos vacantes tras las jubilaciones, una situación que en apenas dos años podría empeorar, ya que una cuarta parte de la actual plantilla esta al borde de la jubilación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo acortar los plazos para solicitar la prestación por desempleo ante un SEPE desbordado

 

¡Comparte!