Las familias que vivan de alquiler recibirán un complemento en el Ingreso Mínimo Vital

La nueva ayuda social aprobada por el Gobierno, el Ingreso Mínimo Vital  aumentará la cuantía a percibir en el caso de que los beneficiarios vivan en régimen de alquiler.

El Ingreso Mínimo Vital tiene como objetivo principal garantizar unos ingresos mínimos a aquellas familias en situación de pobreza.

La ayuda llegará, según el Ejecutivo, a unos 850.000 hogares,  aunque unas 100.000 familias en extrema vulnerabilidad podrán cobrarlo de oficio en inmediatamente.

Esta ayuda económica tendrá una cantidad inicial de 462 euros al mes y empezará podrá solicitarse a partir del 15 de junio.

Para los beneficiaros que vivan en régimen de alquiler, se contempla un complemento siempre y cuando el precio del alquiler supere el 10% de su renta anual garantizada. Este incremento en la cuantía a percibir será en función del tamaño y configuración de la unidad de convivencia.

Además, el Gobierno para evitar que los beneficiarios pierdan el interés en volver al mundo laboral (que les salga más a cuenta seguir percibiendo la prestación que trabajar),  el decreto obligará a los desempleados beneficiarios de esta ayuda a inscribirse como demandantes de empleo.

También otra medida tomada por el Gobierno será la de controlar a quienes estén cobrando el Ingreso Mínimo Vital para evitar que estos defrauden, la Seguridad Social  busca evitar que sean beneficiarios de esta ayuda aquellos que promueven la economía sumergida

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL INGRESO MÍNIMO VITAL:

 

 

¡Comparte!