jueves 18 abril 2024

EmpleoJob | Noticias de trabajo, prestaciones y ayudas

InicioDerecho LaboralLa Justicia considera que un WhatsApp diciendo “No contéis conmigo el lunes”...

La Justicia considera que un WhatsApp diciendo “No contéis conmigo el lunes” es una dimisión de un fijo discontinuo

El TSJ de Galicia entiende que con este mensaje el trabajador deja clara su voluntad de dimitir en la empresa.

Un mensaje en un “calentón” le ha costado a un trabajador con contrato fijo discontinuo su puesto de trabajo. No hablamos de un mensaje insultando a su jefe ni nada por el estilo por el que se le haya aplicado un despido disciplinario.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) considera que el mensaje enviado a través de la app WhatsApp: “Con todo el respeto del mundo, pero el lunes no contéis conmigo. Un saludo y de todos modos, gracias” es una dimisión voluntaria del trabajador y, por tanto, sin derecho a indemnización y además sin la posibilidad de solicitar prestación por desempleo.

Es una manifestación expresa por parte del trabajador de finalizar la relación laboral

En la sentencia del 12 de febrero de 2024 del TSJ de Galicia se analiza este caso que inicialmente el Juzgado de lo Social n.º 1 de A Coruña.

Este trabajador llevaba en la empresa desde 2017, aunque es en 2018 cuando se convierte su contrato a indefinido en la modalidad de fijo-discontinuo para realizar trabajados periódicos de carácter discontinuo. Sin embargo, en el año 2020 la empresa no realizó el llamamiento al trabajador, por lo que en 2021 y ante la falta de llamamiento, el trabajador presentó papeleta de conciliación por despido. Este acto de conciliación se celebró en mayo de 2021  y la empresa alegaba que no si no se realizaba el llamamiento era por la incertidumbre del sector y sobre todo por las limitaciones administrativas al sector (es importante recordar que en 2020 fue el año de la pandemia). El acto de conciliación finalizó sin que ambas partes llegarán a un acuerdo.

La empresa lo llama en septiembre de 2021 para incorporarse

El 3 septiembre de 2021 (viernes), la empresa realizó el llamamiento para que se incorporara a su puesto de trabajo el día 6 de septiembre de 2021 (lunes) a las 9:00 horas para trabajar por un periodo comprendido entre el 6 y el 15 de septiembre de 2021.

Ante este llamamiento, el trabajador respondió a través de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp lo siguiente:

No gracias la verdad es que después de dos años que nadie se dignó a hablar conmigo a informarme de mi situación en la empresa me venís un viernes avisándome que el lunes vaya a trabajar una semana y media de contrato? no gracias no estoy tan desesperado como para irme a boimorto palear as maquinas….levais meses monatndo eventos y a mi nadie me llamo aunque fuese para decirme que no contabais conmigo pero me parece una falta de respecto que me llamáis ahora para ir una semana y media.
Con todo el respeto del mundo pero el lunes no conteis conmido. Un saludo y de todos modos gracias”.

En 2022 no lo vuelven a llamar

Tras este mensaje mostrando su rechazo al llamamiento, la empresa en 2022 no lo vuelve a llamar, por lo que el trabajador vuelve a presentar papeleta de conciliación ante el CMAC por despido, con la diferencia de que en esta ocasión se llega a juicio.

El caso fue llevado primero ante el Juzgado de lo Social Nº1 de A Coruña, que no le dio la razón al trabajador y consideró que no era un despido improcedente, como señalaba en su demanda el empleado. Tras este fallo presentó recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG), alegando que la empresa había infringido el artículo 16.3 del Estatuto de los Trabajadores (ET) al entender que el llamamiento efectuado no cumplía con los requisitos legales para estimar su posible validez y eficacia.

Los magistrados subrayan en su sentencia que los fijos discontinuos son llamados en el orden y la forma que se determine en el convenio colectivo, así como que si hay algún tipo de incumplimiento, el trabajador puede reclamar en procedimiento de despido. Además, el contrato queda reflejado que era para periodo temporal en función de las necesidades, sin estimar duración concreta del periodo de actividad, pero sobre todo subrayan que en otras ocasiones el trabajador ya había trabajado durante tiempo breves y no protestó.

Por ello, TSJ de Galicia dictaminó a favor de la empresa al considerar que el mensaje de WhatsApp constituyó una manifestación expresa de la voluntad del trabajador de dar por terminada su relación laboral con la empresa y por consiguiente no hay falta de llamamiento en el año 2022 ni tampoco despido, pues la relación laboral se terminó en 2021 cuando el trabajador envía ese mensaje.

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob