Gerardo Gutiérrez Ardoy, director general de SEPE asegura que no hay colapso en el SEPE para gestionar los ERTEs

El Director General del Servicio Público de Empleo (SEPE) afirma que no hay ningún colapso en el SEPE para gestionar los nuevos ERTEs.

Gerardo Gutiérrez Ardoy participó en una jornada organizada por la Fundación Novia Salcedo sobre las claves para que los jóvenes, un grupo muy afectado por la crisis de la pandemia puedan remontar esta situación laboral provocada por el virus.  El director del SEPE les mando un mensaje positivo y quiso también aprovechar para tranquilizar a todos aquellos trabajadores que se han visto afectados tras la nueva ola de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) provocada por las nuevas restricciones para controlar la pandemia.

Ardoy asegura que el SEPE se ha reforzado y que no habrá ningún tipo de colapso ante la alta demanda de solicitudes que se prevé dada la situación económica actual sobre todo en el sector de la hostelería.

Noviembre ha sido el mes donde se ha empezado a notar el incremento de solicitudes de empresas para acogerse a un ERTE, además  que en el mes anterior con la prórroga de estos, se obligó a las empresas a volver a enviar la documentación, algo que a su vez obligaba al SEPE a tramitar de nuevo todos los ERTE en apenas 10 días para que estos cobrarán su prestación en noviembre.

El director se mostró seguro y afirmó que la situación por parte de la Administración pública esta totalmente controlada, enumerando los factores que lo hacen posible: En primer lugar, por la responsabilidad del personal del SEPE, que está dándolo todo. También por la colaboración con otros organismos. Además, hemos perfeccionado tecnológicamente la herramienta por la que se reconocen las solicitudes colectivas de las prestaciones por ERTE.

También quiso añadir que el colapso sufrido fue por una carga de trabajo que nadie se imaginaba, al pasarse de gestionar 600.000 prestaciones a 3,3 millones, una carga de trabajo 5 veces superior a la ordinaria.

No dudo en confirmar lo que los sindicatos vienen denunciando desde los primeros meses, que la plantilla es corta y no aguanta la carga de trabajo que tiene en la actualidad, el mismo director explico que esta situación ha pillado a una plantilla muy mermada por los recortes de los últimos años, pero que desde el principio de la pandemia se han ido poniendo los medios para ir mejorando los servicios, invirtiendo en la mejora tecnológica.

Respecto a la cuestión que muchas empresas se están planteando sobre devolver las ayudas por ERTE para poder despedir al no poder garantizar el compromiso de 6 meses de mantener el empleo y que esto puede provocar que los ERTEs pierdan su efectiva, el director fue contundente:

Los ERTE se han prorrogado hasta el 31 de enero, pero la ministra de Trabajo ya ha dicho que esta buena herramienta se va a mantener durante el tiempo necesario en los ámbitos que así lo requieran

¡Comparte!