Febrero cerró con 900.000 trabajadores en ERTE

Las medidas restrictivas para frenar la tercera ola provocaron que muchos trabajadores se vieran afectados por un ERTE.

El mes de febrero no solo ha cerrado con un aumento en el número de parados, el cual ya supera los 4 millones de desempleados, también ha supuesto un aumento en el número de Expedientes de Regulación Temporal llegando hastga los 909.661 trabajadores, rompiendo la cifra estable de 700.000.

El endurecimiento de las medidas anti-COVID.

El número de trabajadores ha subido sobre todo en las zonas donde más impacto ha tenido la pandemia y siendo los negocios más afectados como los del sector servicios los que han solicitado la gran mayoría de estos nuevos ERTE.

Más de la mitad del total de los ERTE se concentran en 5 actividades, servicio de comidas y bebidas, servicios de alojamientos, agencias de viajes, actividades de juegos de azar y transporte aéreo.

Una cuarta parte está suspendido a tiempo parcial.

El ministerio de Trabajo destaca también que un 25% de los trabajadores en ERTE están en suspensión parcial. Aunque no han dado detalles de cuantos trabajadores se han reincorporado a sus puestos de trabajo tras estar bajo un Expediente de Regulación Temporal.

SEPE: nueva guía sobre las novedades en la tramitación de los ERTE por coronavirus

El valor de los ERTE.

El ministro, José Luis Escrivá  evaluó hace una semana  lo que ha significado para el empleo los Expedientes de Regulación Temporal, una herramienta que ha impedido que muchos trabajadores perdieran sus puestos de trabajo, por lo que ve conveniente que el Gobierno los convierta en un mecanismo permanente.

De este modo se seguiría dando apoyo para aquellas empresas que después del 31 de mayo aún necesiten de esta herramienta para poder mantener su negocio.

Trabajo prevé que muchos ERTE se convertirán en despidos.

Según el informe del SEPE, todo dependerá de la situación sanitaria que de mantenerse en los próximos meses un gran número de ERTE por causa de fuerza mayor o causas económicas terminarían convirtiéndose en ERE o directamente en extinciones de contratos de trabajo.

Trabajo prevé que muchos ERTE acabarán en despidos y refuerza las inspecciones

Fuente: Ministerio de Trabajo

¡Comparte!