El Gobierno buscará en la próxima reunión firmar el acuerdo para prorrogar los ERTE

El Gobierno quiere evitar a toda costa que la extensión del os ERTE se produzca «in extremis».

Las negociaciones para prorrogar por cuarta vez los Expediente de Regulación Temporal de Empleo se han alargado más de lo que hubiera deseado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La obligación de mantener el empleo clave.

La cláusula que obliga a las empresas a mantener el empleo durante al menos 6 meses tras la finalización del ERTE es la que está atascando estas negociaciones, ya que la ministra, Yolanda Díaz  se niega a rebajarla y los empresarios consideran esta cláusula desproporcionada.

Los empresarios denuncian que la obligación de tener que devolver todas las exoneraciones de todos los trabajadores que fueron incluidos en un ERTE, aunque solo se despida a uno es una medida desproporcionada e instan a la ministra a que considere al menos a que solo sea devuelta las exoneraciones de los trabajadores despedidos, alegando que esta obligación hace que muchas empresas sean inviables y que es mejor despedir a unos cuantos ahora que no a toda la plantilla en unos meses.

La ministra de Trabajo por su parte ha insistido en que el objetivo de los ERTE es mantener el empleo y que por lo tanto no puede aceptar eliminar esta obligación a las empresas que se han beneficiado de estas ayudas con fondos públicos.

La ministra de Asuntos  Económicos, Nadia Calviño también fue tajante sobre este asunto:

Las prestaciones que se pagan a los trabajadores cubiertos por ERTE no pueden en última instancia servir para procesos de despidos más adelante

Un Juez avala el despido de una trabajadora por el impacto del coronavirus en una empresa en ERTE

Pocos cambios sobre los actuales ERTE.

En cuanto a las posibles modificaciones que puede haber en esta prórroga, tan solo habrá algunos cambios para facilitar las tramitaciones y así evitar cargar de trabajo extra al SEPE.

Los trabajadores seguirán cobrando el 70% de la base reguladora y durante este periodo no consumirán paro hasta enero de 2022.

En cuanto a las empresas, con excepción de la cláusula de salvaguarda que no se sabe si finalmente se eliminara, las empresas en ERTE tienen prohibido repartir dividendos, así como la realización de horas extraordinarias.

 

 

¡Comparte!