martes 23 abril 2024
EmpleoJob | Noticias de trabajo, prestaciones y ayudas
InicioDerecho LaboralTribunal Supremo: Una carta de despido mal redactada le supone a Carrefour...

Tribunal Supremo: Una carta de despido mal redactada le supone a Carrefour más de 4.000 euros de indemnización

No cumplir con la carta de despido o que esta no esté bien escrita puede marcar la diferencia entre un despido procedente y un despido improcedente.

Nueva sentencia del Tribunal Supremo que recalca la importancia de la carta de despido. La cadena de supermercados francesa Carrefour ha visto como un error a la hora de redactar la carta de despido le ha supuesto que su despido sea calificado como improcedente y por ello deba pagar al trabajador una indemnización de 4.328,27 euros o bien elegir la opción de readmitirlo en su puesto pagando los salarios de tramitación.

Despedido por permitir el robo de productos

El Tribunal Supremo ha confirmado en su sentencia del 20 de febrero de 2024 la improcedencia del despido de este trabajador de Carrefour, que fue despedido por permitir el robo de artículos a otro trabajador de mantenimiento.

En un primer momento, el Juzgado de lo Social N.º 7 de Madrid declaró el despido como procedente, al considerar que los hechos de los que se le acusaba el trabajador habían sido probados gracias a las declaraciones del personal de recursos humanos.

No conforme con la resolución, el trabajador decidió recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), alegando que la carta de despido disciplinario omitía datos relevantes sobre la identificación de la persona del departamento de mantenimiento a la que se dice se le incentivó y permitió la apropiación indebida que se cita en la carta de despido.

Esa falta de concreción en los datos le había creado indefensión al no conocer la identidad de la responsable de recursos humanos hasta el día del juicio.

¿Qué pasa si me niego a firmar la carta de despido?

Es más, la carta tampoco concreta las circunstancias de las conversaciones sobre las que se dice mantenidas con responsables de la empresa, sin identificarlos, incluso mencionando que una de estas personas, el responsable regional, es un varón, pero, sin embargo, en el acto del juicio comparece una mujer como responsable regional.

La carta tampoco identificaba al trabajador infractor que se había llevado el material.

Así, el TSJM declaró el despido como improcedente no por la falta de identificación de los responsables de la empresa que entrevistaron al empleado en la investigación, ya que no consideran este hecho como determinante, pero sí la identificación del trabajador de mantenimiento para evitar la indefensión del trabajador despedido.

Una carta de despido que no cumple los requisitos termina con despido improcedente

Este caso en concreto no es uno aislado, pues curiosamente también otro despido en otro supermercado terminó en improcedente por no estar bien redactada la carta de despido, a pesar de que quedó demostrado que robó 220.000 euros junto a otra compañera.

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob