lunes 26 febrero 2024

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioSociedadSe declara procedente el despido de Gnagnon del Sevilla por “gordo”

Se declara procedente el despido de Gnagnon del Sevilla por “gordo”

La resolución del tribunal ya es firme y condena al jugador incluso a pagar los costes del procedimiento

Es una resolución histórica, el Tribunal Arbitral del Deporte ha fallado a favor del Sevilla en el caso del despido por “gordo” del futbolista francés Joris Gnagnon. La sentencia, que confirma la procedencia del despido, establece un hito importante en la relación laboral entre los clubes y los jugadores en el ámbito deportivo.

Desde su llegada al Sevilla en 2018, Gnagnon, internacional sub 21 francés, generó expectativas con su fichaje (costó 15 millones de euros). Sin embargo, su paso por el club se vio empañado por problemas relacionados con su peso, que llevaron a su despido en el verano de 2023, a pesar de tener dos años más de contrato.

El TAS, compuesto por árbitros de nacionalidad española, italiana y alemana, respaldó la postura del Sevilla al considerar «razonables y equitativos» los límites de peso establecidos para el jugador. La sentencia destaca que la exigencia de mantenerse en forma es lógica y necesaria para un futbolista profesional, estableciendo así un precedente relevante para los clubes europeos.

El Sevilla le abrió cuatro expedientes disciplinarios antes del despido

El tribunal subraya la meticulosa labor del Sevilla al abrir cuatro expedientes disciplinarios. Estos expedientes, respaldados por pruebas de servicios médicos, nutricionistas y la dirección deportiva, ofrecieron al jugador oportunidades para corregir su sobrepeso. La decisión de despedir a Gnagnon se fundamenta en la justa causa derivada de la reiterada falta de compromiso del jugador para mantenerse en la forma física adecuada.

Es más, dentro del extenso número de folios y de argumentos se recoge un momento en el que a Gnagnon no le pudieron colocar “las pinzas” para analizar su metabolismo porque no cabían debido a su obesidad.

El jugador tendrá que pagar los costes del procedimiento

Tras ser despedido el jugador al no estar de acuerdo con la decisión del conjunto sevillista, decidió reclamar unos cuatro millones y medio por su despido, que no solo no verá, sino que ha sido condenado a cubrir los costos del procedimiento arbitral.

Esta decisión refuerza la responsabilidad individual del jugador en mantener su condición física y destaca la importancia de cumplir con las directrices proporcionadas por el club.

La sentencia del TAS podría establecer un precedente significativo en las relaciones laborales entre clubes y futbolistas, reforzando la importancia de la condición física de los futbolistas y estable estándares claros para los clubes en la gestión de problemas relacionados con el peso de los jugadores.

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob