InicioSociedadLa condición vejatoria que le proponen a una mujer para trabajar de...

La condición vejatoria que le proponen a una mujer para trabajar de camarera

¿Inconveniente en usar escote para trabajar? La pregunta que le hacen a esta mujer durante una entrevista de trabajo.

Cuando se está en búsqueda de empleo, uno puede encontrarse muchas ofertas para trabajar con la esperanza de encontrar una en la que nuestro curriculum destaque para conseguir una entrevista de trabajo.

Si bien es cierto, entre miles de ofertas publicadas podemos encontrar muchas con requisitos nada razonables para las funciones del puesto. Algunas exigencias, sobre todo en puestos de cara al público, tiene que ver con la imagen.

La cuenta de Twitter @soycamarero, la cual lleva desde 2016 haciendo públicas las penosas condiciones laborales de muchas ofertas de trabajo, la mayoría en el sector de la hostelería,  ha vuelto a compartir una condición para el puesto muy denigrante para las mujeres.

Usar escote para trabajar

Cómo se puede ver en las capturas compartidas en la red social Twitter, el empleador le pregunta si tiene buena presencia física, aclarando que si tiene buen cuerpo.

La mujer, que ya le había enviado el curriculum, le indica que tiene un par de kilos de más, indicándole que eso no influye a la hora de trabajar de cara al público, siempre y cuando se trabaje bien y respetando tanto al cliente como a los compañeros.

Finalmente, el empleador le pregunta si tendría inconveniente en usar escote para trabajar.

¿Puede la empresa obligar a un trabajador a vestir de una forma concreta?

Si se trata de ropa de trabajo EPI (Equipo de Protección Individual), entonces sí, la empresa puede y debe imponerlo a sus trabajadores y sancionar/amonestar a aquellos que no utilicen este medio de protección.

Igualmente, también puede imponer otro tipo de vestimenta como uniformes, pero estos siempre deben cumplir con lo que indica el artículo 4.2 del Estatuto de los trabajadores: «A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo por características sexuales«, algo que se podría considerar al querer imponer llevar escote, además de atentar contra la dignidad del trabajador.

A principios de este año,  hablamos de un caso parecido, cuando una empresa despidió a una camarera que la obligaba a llevar la menor cantidad de ropa posible. Lógicamente, el despido fue declarado nulo y la empresa tuvo que readmitir a la  trabajadora y abonarle los salarios de tramitación y una indemnización por daños morales de 6.251 euros.