jueves 29 febrero 2024

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioSociedadEl TSJMU confirma el despido disciplinario de un trabajador de supermercado por...

El TSJMU confirma el despido disciplinario de un trabajador de supermercado por acoso sexual y trato vejatorio a sus compañeras

La empresa le despidió tras activar el protocolo de acoso y comprobar que efectivamente tenía un trato vejatorio y de acoso con sus compañeras de trabajo.

La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJMU) ha rechazado el recurso por despido disciplinario de un trabajador que la empresa despidió por acoso sexual y trato vejatorio a sus compañeras.

El trabajador demandó a la empresa en contra de su despido y el Juzgado de lo Social número 8 de Murcia desestimó su petición de declarar el despido improcedente. No conforme con esta decisión, presentó recurso ante el Tribunal Supremo, quien ha vuelto a desestimar su petición.

Despido disciplinario y acoso sexual: caso de violencia de género en el trabajo

En la carta de despido que fue entregada al trabajador se describía como al cruzarse con una compañera que estaba reponiendo y que pese a llevar las manos ocupadas, cuando llegó a su altura, liberó una de sus manos y se agachó, como haciéndole una reverencia, para realizarle un tocamiento la «cara interna del muslo llevando la mano hacia arriba en dirección a sus partes íntimas». El informe asociado concluía que estas acciones constituían acoso sexual, según el convenio de la empresa.

A pesar de que el trabajador ya había sido amonestado anteriormente por comentarios de índole sexual, la Sala consideró que la conducta actual era una falta muy grave.

Fue este tocamiento el que inició el protocolo en la empresa por acoso tras la solicitud presentado por el Sindicato FASGA. Así se procedió a entrevistar tanto a la trabajadora denunciante de este acoso, como al empleado acusado y a otras 5 personas que podían tener conocimiento de los hechos.

Entre las entrevistas realizadas a sus compañeros de trabajo de forma confidencial, se describe al trabajador como una persona babosa, machista y mujeriego que vertía comentarios a sus compañeras femeninas como: «te voy a follar, que es lo que te hace falta«.

El trabajador justifica su comportamiento

El trabajador despedido argumenta que las groserías eran asumidas por las mujeres del equipo, sin embargo, la Sala rechaza esta afirmación, señalando que, incluso si fueran aceptadas, no atenuarían la gravedad del incumplimiento laboral.

En la del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, de 13 de octubre de 2023,  se observa el recurso presentado por el trabajador que intenta mitigar la gravedad del tocamiento, destacando la falta de constancia de intencionalidad sexual. La Sala rechaza este argumento, subrayando que la conducta, incluso sin esa intencionalidad, sigue siendo degradante y atentatoria a la dignidad de la trabajadora. Además, se destaca la posición jerárquica del trabajador como jefe de departamento, lo que agrava la situación.

La sentencia destaca que, según la definición legal de acoso sexual, la conducta del trabajador supone un incumplimiento grave y culpable desde una perspectiva laboral, como así recoge el artículo 54, punto «g» del Estatuto de los Trabajadores.

Además, señala que la víctima de estos acosos no necesita expresar el carácter indeseado según la legislación actual, es decir, el hecho de que no muestre el rechazo a esos actos no indica que este conforme.

Esta sentencia no es firme, pues puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia.

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob