El SEPE invierte 258.000 euros para revisar sus aplicaciones informáticas ante el caos provocado por los ERTEs

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha decidido revisar sus aplicaciones informáticas ante las quejas de los usuarios.

El Ministerio de Trabajo, a través de la Dirección General del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ha adjudicado al grupo GFI la tarea de revisar problemas en las aplicaciones informáticas por un importe de 257.857 euros.

GFI deberá monitorizar y analizar las diferentes aplicaciones informáticas del SEPE con el fin de detectar cualquier problema que pueda afectar a su rendimiento, estas aplicaciones gestionan los ERTEs y el resto de prestaciones que son gestionadas por esta administración con una antigüedad media de 30 años.

Durante los primeros meses de la pandemia los sindicatos ya denunciaron la falta de medios y de personal y es que todo el sistema informático no ha sido actualizado en años, lo que sigue provocando retraso en las tramitaciones de decenas de miles de expedientes desde que comenzó la pandemia.

El SEPE tiene un importante número de aplicaciones que se ejecutan bajo una plataforma de servidores de aplicaciones

El plazo de ejecución de este contrato será de 24 meses, aunque podrá ser prorrogado, sin que la duración del mismo, incluidas las prórrogas, exceda de cinco años.

No es la primera vez que el SEPE recurre a la contratación de empresas externas, durante los años 2014 y 2020 ya contrato un servicio de APM (Application Performance Management) para el análisis de rendimiento y estudio de los posibles «cuellos de botella» de sus aplicaciones.

Desde el Ministerio Justifican esta inversión, debido a que en el propio SEPE no ha medios humanos y materiales para llevar a cabo estas tareas de monitorización. El contrato firmado ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE)

¡Comparte!