El Gobierno premiará a las empresas que saquen a sus empleados del ERTE

La extensión de los ERTE más allá del 31 de mayo se negociará en las próximas semanas.

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han servido de gran ayuda para que muchos trabajadores puedan mantener el empleo. A pesar de que durante el ERTE se está en una suspensión del contrato, ya sea total o parcial, estos trabajadores siguen dados de alta en la Seguridad Social.

Ha pasado más de un año desde que se decretase el estado de alarma aquel 14 de marzo de 2020 obligando al confinamiento y cierre de establecimientos no esenciales. Una situación que provocó que la economía del país se desplomará.

Aunque la vacunación contra la COVID19 ha aumentado el ritmo, todavía hay muchos negocios en diferentes zonas del país que tienen limitaciones o directamente no pueden abrir por motivos de seguridad sanitaria.

Por eso, el Gobierno quiere comenzar cuanto antes las negociaciones para extender los ERTE hasta el final de verano.

El ministro Escrivá ha afirmado que pronto comenzarán las negociaciones con los sindicatos y las patronales para extender las ayudas por COVID19, incluso no descarta que se puedan extender más allá del verano.

Premiar a las empresas que saquen a sus empleados del ERTE.

El ministro, apuesta por volver a «premiar» a las empresas que recuperen trabajadores del ERTE este verano. Al igual que es hizo durante el verano pasado, premiando a las empresas que sacaban del ERTE a sus trabajadores con las exoneraciones de cuotas sociales más elevadas.

El objetivo es crear incentivos positivos para dar un impulso a la economía.

Escrivá aseguraba que este esquema de ERTE que ya se puso en marcha el verano pasado dio buenos resultados, ya que las empresas lograban mayores exoneraciones de cuotas sociales si reincorporaban a trabajadores en vez de mantenerlos en ERTE.

El verano clave para la recuperación.

Desde el Ejecutivo entienden que la campaña de verano puede ser el impulso que necesita la economía para comenzar a recuperarse. De este modo se afrontaría el otoño con más posibilidades para la recuperación.

Por esas fechas ya deberían empezar a notarse la puesta en marcha de diferentes proyectos que han sido financiados con fondos europeos. Sin embargo  el otoño puede ser el periodo en el que muchas empresas y autónomos tendrán que hacer frente a los impuestos aplazados.

Además muchas empresas se tendrán que reorganizar, no solo  con ajustes de su plantilla, también una reforma estructural, como ya están haciendo muchas empresas  con la implantación del teletrabajo, horarios flexibles, rotativos.

He estado en ERTE: ¿Cómo afectará a mi declaración de la RENTA?

¡Comparte!