lunes 15 abril 2024

EmpleoJob | Noticias de trabajo, prestaciones y ayudas

InicioDerecho LaboralDespido procedente para esta trabajadora que sufrió esta conocida estafa telefónica

Despido procedente para esta trabajadora que sufrió esta conocida estafa telefónica

Nuevo caso de despido procedente a una trabajadora que sufrió la conocida estafa del "buen empleado".

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha declarado como despido procedente el de esta dependienta que sufrió la denominada estafa del «buen empleado».  La trabajadora transfirió 2.845 euros a los ciberdelincuentes que se hicieron pasar por un superior.

Así, el TSJ confirma la sentencia inicial del Juzgado de lo Social n.º 5 de Palma y confirma el despido de esta dependienta de Guess que llevaba desde 2019 desempeñando sus funciones en el Centro Comercial Port Pí de Palma y que por una estafa ha visto como ha perdido su empleo.

Víctima de la estafa del buen empleado

La trabajadora se vio envuelta en un engaño telefónico, cuando recibió una llamada de una persona que se hizo pasar por el director de marketing de Guess, solicitándole realizar transferencias para resolver supuestos problemas de la empresa.

Siguiendo las indicaciones del estafador, la empleada procedió a transferir un total de 2.845 euros en bitcoins desde la tienda, cumpliendo así con las supuestas órdenes de un superior.

Pero finalmente se vio involucrada en una estafa que le costó el despido disciplinario.

Este acto, aunque perpetrado bajo engaño, chocó con las normativas internas de la empresa, las cuales prohibían realizar transferencias en su nombre y manejar dinero en efectivo fuera de los protocolos establecidos.

¿Por qué los jueces consideran el despido como procedente si es víctima de una estafa?

Aunque la trabajadora fue víctima de un engaño y podría haberse declarado el despido como improcedente, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares de febrero de 2024 respalda el despido disciplinario de la dependienta al considerar que su actuación fue negligente y contraria a las normativas internas de la empresa por estas razones:

Primero, la empresa tiene prohibido realizar transferencias en su nombre y manejar dinero en efectivo fuera de los protocolos establecidos, norma que la empresa notifico a la trabajadora y que demostró que la trabajadora lo había lido el 24 de mayo de 2019. Por tanto, la trabajadora era conocedora de esa norma.

Segundo, la empresa informó por correo electrónico a los trabajadores de la tienda el aumento de este tipo de estafas telefónicas.

Es más, los magistrados señalan que dada las circunstancias se podría acreditar cierta negligencia por parte de la empleada:

  • La solicitud del pago en bitcoins, una criptomoneda que resulta ser anónima e imposible de rastrear.
  • Ante esta solicitud de pago en una moneda virtual, y el aviso de la propia compañía sobre este tipo de estafas, debería haber contratado la credibilidad de la llamada.

Este caso es otro ejemplo más de que aunque un trabajador sea víctima de una estafa en su lugar de trabajo, si a pesar del engaño incumple una norma empresarial, puede ser despedido, como ya le pasó a un trabajador en Santa Cruz de Tenerife en 2022.

 

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob