jueves 29 febrero 2024

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioDerecho LaboralPrimera sentencia en contra del despido de un trabajador por incapacidad permanente

Primera sentencia en contra del despido de un trabajador por incapacidad permanente

Un juzgado de Vigo aplica la doctrina de la justicia europea en contra del despido por incapacidad permanente que permite el Estatuto de los Trabajadores

El juzgado de lo Social n.º 2 de Vigo ha sentado un precedente histórico en España al aplicar la doctrina de la justicia europea, desafiando la práctica común de despedir automáticamente a empleados en situación de incapacidad permanente total, la cual está permitida por el Estatuto de los Trabajadores.

Si echamos un vistazo al artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores, observamos que la gran invalidez o incapacidad permanente total o absoluta del trabajador es causa/motivo para que el empresario pueda poner fin al contrato, es decir, despedir al trabajador.

Sin embargo, esta normativa va en contra de la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que resolvió una cuestión planteada por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares. El TJUE dictaminó que una empresa no puede despedir a un trabajador con incapacidad permanente total sin realizar ajustes previos para preservar su empleo. Este giro legal ha llevado al Juzgado de lo Social n.º 2 de Vigo a emitir la primera sentencia en España bajo esta nueva perspectiva.

La empresa debe reubicar al empleado en un puesto compatible con sus dolencias

El TSJ de Baleares preguntó al TJUE sobre la validez del artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores, el cual permite el despido automático de trabajadores con discapacidad incapacitante. La interrogante principal era si esta disposición era contraria a la normativa europea y al derecho a la igualdad, y si dicho despido podía considerarse nulo o improcedente.

Es importante recordar que la incapacidad permanente, ya sea parcial o total, inhabilita al trabajar para ejercer su profesión parcialmente o en su totalidad, pero puede trabajar en otra profesión distinta o en este caso dentro de la misma empresa con otras funciones compatibles.

De modo que la sentencia indica que las empresas, deben reubicar al trabajador en un puesto compatible con sus dolencias y solo en el caso de que exista esta imposibilidad, podría realizar la extinción del contrato de trabajo.

El despido de una trabajadora embarazada es nulo, pero si no se acredita discriminación no hay indemnización

¿Despido nulo o despido improcedente?

Teniendo en cuenta que el motivo del despido sería la propia incapacidad, es decir, la enfermedad que tenga el trabajador, estaríamos hablando de un despido por causas discriminatorias, vulnerándose un derecho fundamental recogido en el artículo 14 de la Constitución Española.

Y si el actual Estatuto de los Trabajadores recoge como motivo de extinción de contrato la incapacidad permanente, pero la doctrina europea indica que sería la última opción. Por tanto, si la empresa optar por despedir al trabajador de forma inmediata, el despido debería ser declarado nulo. Pero si antes de tomar esta decisión ha buscado una solución alternativa como es reubicar al trabajador, la justicia europea entiende que sí se podría proceder al despido del trabajador.

A pesar de que un juzgado ya ha aplicado esta normativa europea, la vicepresidenta segunda y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado que cambiará el Estatuto de los Trabajadores para que se ajuste a la directiva europea.

 

Lo más leído

Últimas noticias

Google News EmpleoJobs
Canal WhatsApp EmpleoJob