miércoles 30 noviembre 2022

EmpleoJob | El Portal donde se encuentra la mejor información laboral en España

InicioPrestacionesIngreso Mínimo VitalLos beneficiarios del IMV que encuentren trabajo no verán reducida su prestación

Los beneficiarios del IMV que encuentren trabajo no verán reducida su prestación

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto para incentivar la búsqueda de empleo de los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital.

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) sufrirá un nuevo cambio para mejorar la situación laboral de sus beneficiarios.

La propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha sido aprobada en el Consejo de Ministros. Este Real Decreto permitirá compatibilizar el Ingreso Mínimo Vital con los ingresos procedentes de rentas de trabajo o de la actividad económica.

El objetivo de esta medida, es impulsar la búsqueda de empleo de los beneficiarios del IMV. Desde el Gobierno quieren evitar la llamada «trampa de pobreza», es decir, el miedo de los beneficiarios a perder la prestación o ver reducida su cuantía.

La renta garantiza siempre ha sido compatible con el empleo y otras prestaciones, eso si esta se veía reducida en proporción a los otros ingresos hasta alcanzar el umbral de renta que corresponde según la unidad familiar.

Aumentar el umbral de renta garantiza

A partir de enero de 2023, cuando este incentivo entre en vigor, los beneficiarios que encuentren empleo, no verán reducida la cuantía del Ingreso Mínimo Vital, siempre y cuando el salario a percibir no supere el 60% del IMV.

Por ejemplo, la cuantía del IMV para una familia monoparental con un menor a cargo es de 747,28 euros al mes, según la web de la Seguridad Social.  Actualmente, si la persona beneficiaria encontraba trabajo a tiempo parcial, este se restaba al importe del IMV.

Es decir, si el sueldo es de 350 euros, el importe del ingreso mínimo vital se reducía hasta los 397,28 euros.

Ahora, con la nueva normal, mantendría el importe íntegro del ingreso Mínimo vital, es decir, además de su salario de 350 euros, seguiría recibiendo mensualmente los 747,28 euros del IMV.

La renta disponible del beneficiario del IMV también aumentará cuando las subidas de sus ingresos procedentes del trabajo se sitúen entre el 60% y el 100% de su renta garantizada.

En estos casos, se tendrá en cuenta la presencia o no de menores, ya que habrá un incentivo más alto para los hogares con niños. También se tendrá en cuenta la composición de la unidad familiar, con incentivos más altos para familias monoparentales y para las personas con discapacidad.

Por último, el beneficiario en paro que se reinserten al mundo laboral recibirán más incentivo que los que ya estaban trabajando.

Estos incentivos se mantendrán aunque de forma más atenuada, incluso para los aumentos salariales que superen el umbral de la Renta Garantizada que corresponda por tipo de hogar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS