Preparación de la entrevista

La entrevista es tu última prueba para conseguir el puesto de trabajo, la primera impresión puede marcar la entrevista, cuida la imagen, ve areglado pero tampoco te pases,  y sobre todo esto es lo más importante, NO LLEGUES TARDE,  no hay nada que de peor imagen que una persona impuntual, para asegurarte de esto, llegue unos 15 minutos antes de la hora concretada. No olvides llevar contiguo una copia extra de tu curriculum y apaga tu telefono móvil.

Conoce la empresa.

Averiguato todo lo que puedas acerca de la empresa, su historia, su situación actual y su futuro. Las fuentes donde puedes obtener esta informacion son:

  • La persona que se ha puesto en contacto contigo para el cargo.
  • Internet. ( la opción más recomendada)
  • Publicaciones periódicas y publicaciones especializadas en el sector.
  • Informes anuales.
  • Amigos y personas realiconadas con la empresa.

Conoce el puesto.

Debes tener un amplio conocimiento del puesto, los deberes y responsabilidades ligadas a él y qué se espera de ti. Preparate para realizar preguntas interesantes:

  • ¿Cuál es la misión del puesto?
  • ¿Cúales son las principales funciones y tareas?
  • ¿Qué competencias se requieren?
  • ¿Cúal es el nivel de responsbilidad? (objetivos, presupuesto a gestionar etc..).

Conocete a ti mismo.

Revisa tu vida profesional a conciencia.

  • Revisa todas las fechas, cargos, deberes, responsabilidades y logros.
  • Conoce tus puntos fuertes y puntos débiles.
  • Preparate para dar ejemplos concretos de tus loggros y cómo pueden ayudar estas experiencias a solucionar algunos de los problemas de la empresa.
  • Concentrate en tus ultimos cargos pero no aludas los primeros años de profesión.
  • Reflexiona sobre tus logros para poder explicar adecuadamente tus puntos fuertes cuando surja la  oportunidad. Analiza tmabién lo que has aprendido de tus fracasos. Recuerda que el entrevistador tomará la decision de contratar a alguien basándose en los siguientes factores clave:
    • Actitud y desenvoltura en el trabajo.
    • Imagen, presentación y habilidades comunicativas.
    • Experiencia y habilidades.
    • Formación y títulos.
    • Conocimientos del sector y técnicas aplicables al cargo.

Durante la entrevista.

Una vez comenzada la entrevista, adapta tu actitud a la de tu entrevistador, pon entusiamo, no te quedes con la cabeza recta como una estatua y solo afirmando, nada de respuestas monosilabas,  expresate de una manera educada, no como si estuvieras con tus “colegas” en el bario.  Tambies es aconsejable que realices preguntas sobre el puesto, pero evita discutir el sueldo o los incentivos.

 

 

Ejemplo de Preguntas que te pueden hacer durante la entrevista.

Preguntas sobre ti.

¿Puede darme algún detalle sobre usted?

En esta pregunta el entrevistador desea saber más sobre tu personalidad. ¿Eres interesante? ¿sociable? Esta es una pregunta muy típica en una entrevista, por lo que recomendado que tengas una respuesta lo más corta posible preparada de antemano pero   que no parezca que te lo has preparado actúa de manera natural.

Además, habla acerca de las cosas que has hecho y los puestos de trabajo en los que has estado relacionados con el puesto por el cual estas siendo entrevistado. Sé breve, informativo y elocuente.

 

¿Se puede definir a usted mismo con tres adjetivos y justificarlos?

Contestar correctamente a este tipo de preguntas es clave. Debes elegir siempre cuestiones positivas, es decir, los puntos fuertes profesionales que deberías de haber pensado y dilucidado antes de acudir a la entrevista.

 

¿Cuáles son sus puntos fuertes? ¿Y los débiles?

En esta pregunta la mayoria suele fallar, ya que no puedes contestar al azar. Explica tus puntos fuertes tal y como te están pidiendo pero elige puntos débiles que, en realidad, pueden llegar a ser puntos fuertes también. Por ejemplo diciendo que a veces eres excesivamente exigente contigo mismo, demasiado perfeccionista, planificador u organizado, etc. En definitiva, preséntalo como un punto débil bajo tu punto de vista, pero en realidad estás trasladando al entrevistador aspectos que pueden ayudarte a conseguir el puesto.

 

¿Se considera un profesional con éxito?

En este caso siempre debes responder sí y explicar brevemente por qué. Una buena explicación es que te has fijado pequeñas  metas que has ido cumpliendo y que, además, has ayudado a otros a alcanzar las suyas. De esta manera das a entender que, por un lado has tenido éxito y, por otro, has ayudado a los demás a conseguirlo.

Preguntas sobre el puesto.

¿Por que cree que es la persona indicada para este trabajo?

Se trata de responder, destacando tus puntos fuertes respecto a  tu experiencia laboral y conocimientos. También es importante resumir aquello que es importante, como tu ilusión, ganas de trabajar, interés por ese trabajo o el conocimiento que tienes de la empresa. Siempre debes tener en mente, destacar frente a otros candidatos.

Ten claras las características del candidato ideal para ese puesto, y pon en valor tu perfil profesional en ese sentido. Nunca  menosprecies  a otros candidatos.

 

Hábleme de su último puesto de trabajo, ¿qué hacías, cuál era tu función?

En esta cuestión hay que intentar dirigir la descripción de nuestras anteriores ocupaciones profesionales en aquellos aspectos o tareas que más estén relacionadas con el puesto al que se está optando. Se trata de convencerle de que somos el mejor candidato para esa posición.

 

¿Qué experiencia tienes en relación con este trabajo?

Tenemos que destacar aquellas tareas o responsabilidades que hemos desempeñado con anterioridad y que mejor pueden ser percibidas por el entrevistador.

 

¿Cómo conseguiste tu último empleo?

En realidad lo que quiere conocer el entrevistador con esta cuestión es tu nivel de proactividad. Por supuesto hay que decir la verdad, como en todas las preguntas, si fue a través de un contacto o de otra forma, pero intentando reflejar siempre una proactividad por nuestra parte a la hora de conseguirlo.

 

¿Cómo era la relación con tu jefe, con los iguales, pares o compañeros, o con los subordinados?

No se debe entrar en ataques, críticas o descalificaciones personales hacia ellos, tampoco debes ahora echar flores y decir que todo fue como un cuento de hadas, señala los aspectos positivos sin exagerar mucho y reconoce que en cualquier momento pueden surgir pequeñas diferencias, pero sin profundizar mucho en estos aspectos negativos.

 

Brinda un ejemplo de una situación donde hayas resuelto un conflicto

Las preguntas de este tipo permiten al entrevistador comprender qué es una lección de vida para ti. Intenta tener 1 o 2 situaciones ya escogidas para responder a esta interrogante. Piensa en conflictos o dificultades que hayas tenido que enfrentar en el trabajo con tus compañeros o jefes, o una oportunidad de liderazgo y su resultado. Recuerda no exagerar, es importante ser claro y preciso, elige un caso con una resolución clara pero que no sea demasiado extrema, donde puedas mostrar tu talento, sin dejar de lado el compañerismo.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte

CURSOS GRATUITOS PARA DESEMPLEADOS POR COMUNIDADES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies