La pandemia del coronavirus también ha afectado al empleo juvenil en España

No solo los trabajadores están sufriendo los efectos negativos en la economía española, con muchos de ellos envueltos en ERTEs, incluso algunos lamentablemente sin cobrar o con el quebradero de cabeza de tener que devolver una prestación mal cobrada.

Uno de los colectivos que también serán de los más perjudicados serán los jóvenes, quienes tendrán que llevar a sus espaldas el peso de toda la deuda que genere esta crisis económica. En medio año, y sobre todo con la aparición del coronavirus, al menos un 10% de los afiliados a la Seguridad Social que se han perdido tenían una edad comprendida entre los 16 y los 29 años.

El coronavirus hizo perder un millón de puestos de trabajo en España

 

El paro juvenil no es nada nuevo en España, es un problema que se lleva arrastrando desde la última década, desde que estalló la burbuja inmobiliaria, sin embargo la recuperación que España fue experimentando no vino acompañada del empleo juvenil. Especialmente porque muchas empresas buscan un perfil joven con «x» años de experiencia, donde los estudiantes recién licenciados eran descartados sin brindarles esa oportunidad de demostrar que son válidos. Son la generación más formada y la que más problemas tiene para acceder a un puesto de trabajo.

 

Esta situación de dificultad acceso al mercado y de condiciones en los puestos de trabajo, supondrá que aumente más el número de personas que corren el riesgo de sufrir exclusión social, sobre todo los que tienen un limitado nivel formativo, o los llamados «ninis», que ni estudian ni trabajan.

En España han proliferado los «ninis» siendo uno de los países en Europa que tiene uno de los porcentajes más alto de jóvenes que ni estudian ni trabajan, junto con Italia y Grecia.

Ante esta situación, el Gobierno deberá crear medidas para la creación de Empleo para los más jóvenes si no quiere encontrarse en un futuro una generación perdida.

 

Ya hay menos de un millón de trabajadores en ERTE

¡Comparte!