La nueva planta de biomasa en Guadalajara creará 60 puestos de trabajo

El Municipio de Guadalajara contará con una nueva planta de biomasa, creando 60 puestos de trabajo, merced al proyecto “Red de Calor de Gudalajara” impulsado por la compañía soriana Rebi.

Esta nueva planta va a suponer que el Municipio de Guadalajara pueda reducir sus emisiones de CO2 a la atmosfera en 15 toneladas/año. Además de esto, a través de él va a ser posible aprovisionar de calefacción y agua caliente sanitaria a 6.000 residencias, aparte de edificios públicos y no residenciales.

De esta manera lo han indicado en la conferencia de prensa de presentación de esta planta de biomasa el vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, y el regidor del Municipio de Guadalajara, Antonio Román.

Guijarro, conforme ha informado la Junta en nota de prensa, ha señalado la apuesta del Ejecutivo autonómico por “devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas y decenas de años” mediante la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha.

Martínez Guijarro ha subrayado que esta Estrategia tiene como uno de sus “puntos de anclaje” la valorización energética de la biomasa, esencialmente para la generación de calor y agua caliente, ha informado la Junta en nota de prensa.

El Gobierno regional desea impulsar el campo primario asociado al aprovechamiento con usos energéticos de la biomasa de nuestros montes, desarrollando una cadena de valor basada en la administración sustentable de los bosques asociada a la creación de empleo en las zonas rurales y al tiempo, contribuir a la mitigación de los efectos del cambio climático.

Para esto, el Ejecutivo del presidente Emiliano García-Page está realizando cambios de calderas de biomasa en edificios públicos como centros de educación y sanitarios.

Asimismo con esta meta, el Gobierno regional coopera en el desarrollo del proyecto ‘Red de Calor de Guadalajara’. Además de esto, Rebi tiene prevista la instalación de una planta de fragmentado en Alcolea del Pinar, a mitad de camino entre la Sierra Norte de la ciudad de Guadalajara y el Señorío de Molina de Aragón.

“Estamos seguros de que este proyecto será reproducido en otros lugares de Castilla-La Mancha, pues cierra bien el circulo de generación de empleo estable y contribución a la lucha contra el cambio climático“, ha dicho el vicepresidente primero.

 

Se trata de la cuarta red de calor en un municipio  castellanomanchega y se compone de un total de 28 MW de potencia, 4 calderas de 7 MW cada una que van a dar calor para el servicio de calefacción y agua caliente sanitaria por medio de energía térmica de biomasa a los vecinos aparte de edificios públicos y no residenciales.

El consumo previsto del conjunto de la red es de 100.000.000 kWh/año y 25  toneladas de astilla por año De este modo, Guadalajara reducirá sus emisiones de CO2 a la atmosfera en 15 toneladas anuales. Además de esto, la planta de biomasa producirá 60 puestos en la ciudad de Guadalajara para el mantenimiento y suministro de la infraestructura.

La compañía ha empezado ya los estudios de las edificaciones susceptibles de conexión a la Red de Calor que son parte de una alta concentración de instalaciones centralizadas que emplean gas y gasóleo como combustible en el municipio, y cuya antigüedad se encuentra entre los 30 y 40 años.

¡Comparte!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies