Comunicación no verbal en una entrevista de trabajo. ¿Cómo controlarla?

¿Sabias que transmitimos mas del 90%  a través de la comunicación no verbal?, Aunque no nos demos cuenta, nuestras expresiones faciales,  tono de voz, movimientos y el espacio interpersonal  son un medio de transmitir,  y es algo que debemos tener en cuenta a la hora de acudir a una entrevista.

En las entrevistas de trabajo, la comunicación no verbal, juega un papel importantisimo;  por eso se dice que los entrevistadores necesitan poco más de un minutos para saber si un candidato es válido para el puesto.

 

Si quieres aumentar tus posibilidades de éxito en tu próxima entrevista de trabajo, toma nota de los siguientes consejos que te dejamos continuación y aprende a dominar tu cuerpo.

 

La ubicación.

Habitualmente las entrevistas tienen lugar en las oficinas de la misma empresa,  aunque si estamos optando por un puesto en el extranjero, es  muy común que los procesos de selección, al menos en las primeras fases, se realicen por videoconferencia, algo que se esta ya extendiendo también de manera general, no solo para trabajar en el extranjero. En estos casos, es fundamental preparar la habitación, ubicándose en un espacio limpio y ordenado,  hay que dar buena imagen, y no hay nada que de peor imagen que un lugar desordenado, si no eres capaz de tener orden en tu propia casa, como lo vas a tener en el trabajo. Puedes crear una mesa de trabajo que te muestre como un profesional serio y responsable.

 

Movimientos.

Es importante que te sientas suelto y cómo desde el mismo momento en el que entres en la empresa. Paso firme, sin arrastrar los pies o arquear la espalda, pero tampoco te pongas tan firme que parezca que eres un palo. Las manos fuera de los bolsillo,  y si por casualidad vas cargado, deja la mano derecha libre para poder saludar, nunca lo hagas con la izquierda,  por muy antiguo que parezca, queda muy mal visto saludar con la mano izquierda.

 

La imagen.

Una de las cosas más importantes es cuidar nuestra higiene,  aspecto e indumentaria, parece algo lógico, pero si vieras como muchas personas van a las entrevistas como si fueran  a comprar pan. El entrevistador valorará  de forma muy negativa a las personas poco aseadas, o que huelen a tabaco o alcohol, asique antes de una entrevista procura evitar esto ultimo o ya puedes llevar contigo chicles y perfume.

Si no sabes muy bien como ir vestido, siempre puedes visitar la empresa unos días antes y observar como los empleados van vestidos, para buscar un look  para tu entrevista que se asemeje a la de sus trabajadores.

 

La postura.

Debes mantener una postura erguida durante toda la entrevista. Practica en casa para que te salga de manera natural, en especial la posición de los hombres, ya que son la clave en la comunicación no verbal, pueden mostrar tensión o falta de interés al entrevistador.

siéntate en toda la silla,  y no en el borde, inclinándose ligeramente hacia delante. Importante no apoyarse en el respaldo, porque demuestras prepotencia o desinterés.

Los brazos encima de tus piernas pero sin cruzar. La mirada es determinante, mantenla hacia el interlocutor, mostraras interés.

La sonrisa.

Recuerda tu sonrisa puede abrirte muchas puertas. Una persona feliz y sonriente tiene más probabilidades de lograr la contratación, eso si, que la sonrisa no sea muy forzada. Una sonrisa verdadera se refleja en los ojos.

 

Los gestos.

Acompañar tus palabras con pequeños gestos que apoyen el discurso  se valora de manera muy positiva, así como asentir cuando el entrevistador hable, ya que entenderá que lo estas escuchando.

Los gestos a evitar por todos los medios, como apretar los puños o tocarte la boca con las manos.

 

La voz

El tono de voz juega un gran papel, un buen tono de voz demuestra confianza en uno mismo. Hablar demasiado bajo da la sensación de desconfianza y timidez. Sin embargo un tono de voz muy alto puede mostrar una actitud prepotente y desafiante. Evita utilizar sarcasmo e ironías, un malentendido podría acabar con cualquier posibilidad de contratación.

 

El espacio.

Importantisimo no invadir el espacio vital del entrevistador, sitúate siempre, al menos, a un metro de distancia, tampoco le toques ni realices ninguna aproximación poco profesional, aunque quieras causar buena impresión y seas bueno relacionandote con los demás, no estas en una reunión de amigos.

SIGUENOS EN FACEBOOK

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte

CURSOS GRATUITOS PARA DESEMPLEADOS POR COMUNIDADES

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies